Picture1369.png

© 2019 Foro Internacional de Angeología - Derechos Reservados.

Un Ángel de luz te ayudará a liberar miedos, para concretar tus sueños. Por: SILVANA SOTELO

Actualizado: 30 de jul de 2019


Un ángel le pregunto a un Ser Terrenal:

__ ¿Por qué te sientes tan abatido hermoso Ser?

Te he visto desde hace un tiempo decaer, afligido y sin energías. Te noto con sueños y proyectos sin definir, sin concretar.


Y continuó:

__Te pido que cierres tus ojos y abras tu corazón y desde allí me cuentes:

¿Qué te gustaría hacer? ¿Qué te gustaría estudiar? ¿Qué te gustaría cumplir o tener?

A ver, Dime: ¿Qué te gustaría ser?


Y el Ser Terrenal respondió:

__ Quisiera ser terapeuta y trabajar de ello. Estudiar terapias de Sanación, prácticas de armonización, ser guía y dar orientación a quienes lo estén necesitando, aquí en este mundo.


Pero eso me resta mucho tiempo y no puedo, por que yo trabajo 12 horas en un comercio, y cuando regreso a casa estoy tan agotado que solo me acuesto a dormir.

Tengo muchas cuentas por pagar. Y ser Terapeuta es mi sueño, pero mientras tanto tengo que vivir y ganar dinero con algo seguro. __ Dijo el Ser Terrenal, inclinando su cabeza mirando al piso.


__ Pues entonces te diré, respondió el Ángel:

Si aún no puedes cumplir tu sueño es porque lo estas postergando. Y si hay postergación, hay miedos. Y si existen miedos, es porque hay falta de amor.

Si postergaste tu sueño hasta hoy, es porque encontraste la excusa perfecta para hacerlo.

Y explicó a continuación el ser de luz:


__ Cuando el hombre no quiere hacerse cargo de sus acciones, suele culpar al entorno de sus propios fracasos. Y se queja diciendo frases como estas:


  • Tengo que cuidar de mi madre enferma porque ninguno de mis 5 hermanos puede.

  • Mis horarios de trabajo no me lo permiten

  • Me quedo más tiempo en el trabajo para terminar con una tarea, porque “si no lo hago yo, ¿quién lo hace?” Cuando son 10 empleados en total)

  • Mi marido no quiere o a mi esposa no le gusta.

  • Mi hijita me necesita porque tengo que estar a esa hora para prepararle la comida y por más que tenga 25 añitos, ella no lo sabe hacer.

  • Ya no tengo edad para esto o aquello, ya estoy grande.

  • Mis hijos me atan a la casa y no puedo.

  • No cuento con dinero para hacerlo.

Y al finalizar esto, también dijo:

__ Entonces lo único que hace el hombre con estos planteos falsos, es engañarse a sí mismo y postergarse.

Lo que quiere decir que, detrás de todo ello se oculta el miedo. Porque el miedo hace que le des vueltas a la situación, paralizándote.


¿Cuántas veces has querido cursar algo y lo consideraste “caro” para tu bolsillo? Y pensaste que había cosas más importantes que pagar en la casa, antes de pagar ese curso que era hermoso, que te iba a hacer crecer espiritualmente y que te serviría para sanar tus emociones.


El Ángel le pidió al Ser Terrenal que mire al cielo y que en silencio contemple la magnitud celeste y continuando la plácida conversación le aconsejó:


__ Querido amigo, deja ya de postergarte. Es la única manera de transformar tus miedos en confianza, amándote incondicionalmente.

Ámate, respétate, confía en ti y en tu potencial.

Porque cuando eliges desde el corazón lo que realmente amas hacer, todo se vuelve un éxito en armonía, vives en paz y vibras en equilibrio. Esta es la única manera de conquistar tu vida, sin más…Concreta tu sueño.


Y extendiendo sus alas sobre la cabeza del Ser Terrenal le habló casi susurrando al oído dándole un mensaje:


Yo, tu ángel, te doy la seguridad necesaria para transitar los cambios que atravesarás.

Estoy derramando Bendiciones en ti.

Deja que lo viejo se vaya, suelta y relájate.

Y dale lugar a que lo nuevo llegue y modifique tu vida, para tu más alto bien y para el más alto bien de todos.

Grandes cambios llegarán a tu vida.

Genera tus primeros cambios, desde ti y para ti.

Anímate a tomar todas las oportunidades que te brinda cada día, y si al año vives 365 días, toma las 365 oportunidades que te da el Universo.

Confía. Confía. Confía.

Desde hoy, yo te estoy guiando.


Y el Ser Terrenal logró generar sus propios cambios rápidamente, porque cada mañana, al despertar, se repetía:


“Este amanecer es una nueva oportunidad”. “Hoy, soy primero yo.” “Mi vida se modifica favorablemente y en armonía”, “Siento la Bendición de Dios derramada en mi” “Soy Seguridad y Convicción, en el amor del Padre.” Amén.