Sanar con la energía de los Ángeles

Actualizado: 1 de ago de 2019

Sanar con la energía de los Ángeles.

Reconociendo los síntomas.

Cuando se invoca a los Ángeles para una sanación energética del tipo que sea (reiki angélico, imposición de manos, armonizaciones angélicas, etc.) se debe tener en cuenta que somos nosotros quienes les estamos otorgando el permiso para que ellos actúen sobre nuestras vidas. Y que somos nosotros quien les solicitan que intervengan para nuestro mayor bien y el mayor bien de todos.

Existe generalmente un periodo de unas tres semanas durante el cual la mayor parte de esos cambios tienen. Por eso cuando se comienza con alguna terapia de estas o similares, se recomiendan hacer mínimamente 1 sesión por semana, por el termino de 21 días.

Son días de “desintoxicación” e integración de nuevas energías e información en nuestros cuerpos sutiles. Donde los seres de luz trabajan energéticamente en todos nuestros campos (Físico, Emocional, Mental y Espiritual)

Estos cambios pueden producirse de forma espontánea o pueden sentirse los cambios vibracionales paulatinamente. Por lo general, cuando intervienen estos maravillosos seres sutiles, nos brindan armonía y bienestar, y los cambios no son tan bruscos como resulta a veces con otros tipos de terapias.

El dejar ir ciertas energías acumuladas en nuestra aura y cuerpos sutiles que ya no nos sirven y reemplazarlas por otras, nuevas, más elevadas, produce el efecto de “actualización de datos”, por hacer una analogía con una computadora u ordenador, al cual le estamos instalando las versiones más recientes de los programas, o incluso un nuevo sistema operativo. Es como un reseteo general, donde “ellos” son los grandes expertos y la limpieza energética o los cambios vibracionales se hacen con asistencia celestial. Y ellos son los que se “encargan” del resto.

Pueden aparecer ciertos síntomas durante este periodo que es bueno conocer, y saber que están siendo debidos a una mejora en nuestro sistema energético.

Trabajo angélico a nivel físico.

De todas maneras, puesto que todos somos completamente diferentes, algunos no notarán nada en absoluto, mientras que otras personas percibirán uno o varios síntomas como dolores físicos. Síntomas parecidos a un pequeño resfriado o gripe: dolor de cabeza, algo de picor en la garganta, tos, mareos, etc. Simplemente el cuerpo está intentando eliminar toxinas y cúmulos estancados, lo cual se traduce en la necesidad de expulsar a nivel físico todo aquello que ya no nos sirve.

Todas las áreas de nuestra vida de una forma u otra se van a ver afectadas por un reajuste. Ya que un trabajo así produce una curación y elevación de nuestra frecuencia, una eliminación de cosas que ya no nos sirven y un augmento de todos los niveles de nuestro ser.

Cuanto más profunda es esta limpieza y con más frecuencia se realicen, más cosas se remueven y más efectos positivos se perciben.

Consejos

Para reducir las molestias, en el caso que se produzcan, es recomendable disfrutar al aire libre, hacer ejercicio, y beber mucha agua, previo bendecirla asistidos por el Arcángel Ariel. También se recomienda comer más sano, descansar, ya que el cuerpo físico se estaría “reestableciendo”

Trabajo angélico a nivel emocional.

Emociones fuertemente arraigadas pueden aparecer sin razón alguna: rabia, enfados, frustración, tristeza, etc. Estas emociones salen a la luz porque han estado reprimidas o medio tapadas durante mucho tiempo y al hacer la limpieza las estamos eliminando.

Procura no sentirte afectado por lo que estas “sintiendo”, no te culpes o trates de buscar causas más allá del dejar que esas emociones agoten su carga emocional y por fin se desprendan de tu cuerpo emocional para siempre. Puede que te de ganas de llorar y de desahogarte de todo el cúmulo de emociones retenidas, por diferentes motivos personales.

La eficacia angélica hace que las emociones broten por los poros logrando fantásticos desbloqueos energéticos.

Para facilitar el proceso, aprende a relajarte mediante la respiración calmada, meditaciones angélicas, darte baños de descargas con sales angélicas, etc.

El objetivo es dejar ir esas emociones con la mayor suavidad posible.

Trabajo angélico a nivel mental

Podrás notar cambios en los patrones de conducta, cambios en pensamientos antiguos.

Cambios de hábitos y costumbres. Y sentimientos que creíamos desterrados y olvidados pueden volver a salir a la superficie. Aquello que teníamos medio enterrado en nuestro cuerpo mental puede salir por fin a la superficie y disipándose, haciéndonos sentir de nuevo esos efectos que algún día nos causaron.

También pueden surgir algún tipo de pensamientos negativos (culpa, abuso, juicio constante a los demás, victimización, etc) pueden volver a salir durante el período de limpieza.

Recuerda, estamos barriendo la casa, y no metemos el polvo debajo de la alfombra de nuevo, sino que lo sacamos del todo para que no vuelva a molestarnos.

Pero déjalos que fluyan, no te preocupes, es parte del proceso.

Los Ángeles estarán allí presentes sosteniéndote energéticamente siempre. ¡No lo olvides!

No seas duro contigo mismo cuando te notes sintiendo estas cosas.

Simplemente reconocerlas, validarlas, y dejarlas ir es lo que hay que hacer.

Pídele a tu ángel de la guarda que te guíe y que te ayude a reconocer estos movimientos energéticos.

Se gentil contigo, haz cosas que te hagan sentir bien, escucha música angelical al iniciar el día, como al finalizar antes de dormir.

Está demostrado que nuestro pensamiento influye directamente sobre nuestra manera de percibir el mundo, incluso sobre nuestra salud física.

Repetir afirmaciones angelicales es una manera de «reprogramar» nuestra mente para que el pensamiento funcione de manera positiva.

Por ejemplo, cuando equilibramos nuestros 7 Centros Energéticos podemos reconocer y aceptar todos los aspectos de nosotros mismos. Pudiendo así amarnos tal y como somos.

Afirmación para nuestro Chakra Corona:

Confío en el proceso de la vida asistida por el Arcángel Metatrón

Afirmación para nuestro Chakra Tercer Ojo:

Tomo sabias decisiones asistida por el Arcángel Zadquiel

Afirmación para nuestro Chakra Laríngeo:

Expreso lo que siento amorosamente asistida por el Arcángel Gabriel

Afirmación para nuestro Chakra Cardíaco:

Me amo y me acepto tal cual soy asistida por el Arcángel Chamuel

Afirmación para nuestro Chakra Plexo Solar:

Disfruto lo que hago asistida por el Arcángel Haniel

Afirmación para nuestro Chakra Sacro:

Recibo lo que la vida me ofrece asistida por el Arcángel Miguel

Afirmación para nuestro Chakra Raíz:

Mi vida fluye en abundancia asistida por el Arcángel Sandalfón

Trabajo angélico a nivel espiritual.

Los espíritus celestes pueden guiarte para que tus creencias comiencen a removerse hasta los más profundos cimientos. Y pueden hacer que la forma en la que ves el mundo también cambie.

Todo lo que creías que era de una forma comenzarás a verla desde otro punto de vista.

Tu forma de entender cómo funcionan las relaciones entre la gente y las religiones comienza a cambiar, porque cuando hay una limpieza profunda a nivel espiritual, eres guiado por el amor incondicional de los colaboradores de Dios y tu visión cambia drásticamente.

Cuando esto ocurre, es como si nos abrieran los ojos, como si nos dieran acceso a otro plano de visión más elevado desde el cual vemos las cosas de diferente manera.

Estos seres de luz nos cambian las energías y es así como resultan nuevas revelaciones e intuiciones que vienen y van y empiezas a sentir que algo “raro sucede” que no te sorprenda, porque es otro síntoma de Sanación.

Nuestro mundo se transforma y podemos sentirnos desorientados mientras esa transformación va teniendo lugar.

La transformación de viejas creencias y limitaciones es normal y no tiene por qué ser dramático, de nuevo, solo estas siendo guiado por los mensajeros del Padre, dejando ir lo que ya no te sirve para alcanzar lo nuevo.

Si estás en medio de un tiempo de limpieza energética, siguiendo alguna terapia angélica, y te ves reflejado en algo de todo esto, relájate, es normal.

Estos tiempos son muy importante para la evolución del ser, del Planeta y de todos los seres vivos en nuestro mundo.

Para todo este trabajo evolutivo han sido encomendado los Ángeles del cielo para que nos acompañen en todo el proceso.

Gratitud a ellos y a todos los seres que son utilizados como canal de sanaciones energéticas para la evolución total del cosmos.

Ahora que has reconocido los síntomas de las sanaciones energéticas angelicales, puedes observarte naturalmente y con mucha más tranquilidad.

Ya puedes sentirte parte del gran cambio. Ya puedes sentirte un instrumento divino de evolución.

Ya eres pieza fundamental de un todo, en tu propia evolución y en la evolución energética de todos los seres que existen a tu alrededor. Porque si tu cambias, todo cambia. Autora del Post Silvana Sotelo.


653 vistas
Picture1369.png

© 2019 Foro Internacional de Angeología - Derechos Reservados.