Picture1369.png

© 2019 Foro Internacional de Angeología - Derechos Reservados.

¿Qué Es Ser Espiritual? Un Paso hacia la Evolución Interna


Es una pregunta que muchos se hacen. La definición de espiritualidad es la siguiente:


Es un conjunto de los principios o actitudes que configuran la vida espiritual de una persona o de un colectivo. Principios o actitudes… se pudiese decir que valores inculcados o razonamientos lógicos con la finalidad de ser enaltecido.


La espiritualidad para muchos puede ser un estilo de vida, al igual que para otros puedes ser circunstancial. Es la convicción de que algo más allá de lo que es palpable existe; la convicción de que algo “supremo” nos guía, nos escucha y nos transmite paz y sabiduría.

El ser espiritual no solo se conforma el asistir a ceremonias religiosas en determinados días de la semana, más bien es una actitud de conciencia de obrar bien hacía para contigo mismo, como para los demás. Es crear una actitud de conciencia, importancia y sensibilidad hacia el entorno que nos rodea, desde nuestra familia, amigos, la naturaleza y nuestro medio ambiente.


Representa también que practicas vamos a implementar en nuestras vidas para ser mejores seres humanos, elevar nuestro ser para estar en paz y armonía primordialmente con nosotros mismos, para así de esa manera poder estar en sincronía con nuestro entorno.

Hoy en día existen muchas practicas denominadas “practicas de la nueva era”, las cuales son practicas alternas que ayudan a las personas hoy día a encontrarse así mismo, como también a elevar las “dones o regalos” espirituales otorgados por Dios. Por dones o regalos, nos referimos a que todos nosotros tenemos un sexto sentido, habilidades extrasensoriales y de percepción; habilidad de premonición, de visión, de sabiduría innata que en muchas ocasiones no comprendemos de donde proceden.


De estas habilidades, se han desarrollo a través de los años diversas practicas holísticas (medicina en forma de sanación, que involucra el cuerpo, mente, espíritu y las emociones) o de nueva era, como, por ejemplo, la Angeología (comunicación con ángeles), reiki (sanación por medio de energía), Yoga, Acupuntura, Homeopatía (remedio que involucra ingerir substancias naturales para estimular las defensas del cuerpo humano, contra síntomas e imbalances) entre otros, en las cuales las personas buscan ese balance que tanto les hace falta.

Para algunos la religión o practica de teologías específicas, continuara siendo el pilar de la convicción de un “eje central” de creencia y de apertura de mente, cuerpo y espíritu. Lo cierto es que cuales quiera que sea la doctrina que se desee adquirir o practicar, lo importante está en implementarlas de forma efectiva en la cual no intervengan en la elevación o superación personal de cada persona o hacia otras personas.


Ser espiritual es una elección, es querer entender nuestro entorno, es tratar de entender a otros y lograr amarlos y respetarlos tal y como son. Es saber que la doctrina adquirida va en pro de un mañana mejor, de personas elevadas hacia actitudes más positivas en vías de una interacción más amistosa, amorosa y llega de comprensión.


Ser espiritual es tu elección personal, es dejarte llevar por lo divino que radica dentro de ti… tu intuición hacia lo que tu alma de por sí sabe que será lo más beneficioso para ti. Es fluir con esta información y tratar que las costumbres o normas establecidas por la sociedad no te impidan de emprender tu viaje o ruta hacia tu verdadera felicidad.


Ser espiritual es la esencia de quién eres, es a veces ser un canal de ayuda hacia otras personas, ya se por tus propias prácticas de amor y de armonía hacia los demás o simplemente ser un canal de auto-superación.


Recuerda, la espiritualidad va muy dentro de ti. Deja que el Ser Supremo y el Universo guíe tu camino de bienestar hacia una evolución de conciencia plena y de rotunda felicidad.


¡Ama, vive y suena y que no te de vergüenza expresar tu espiritual de la forma en la que más te haga FELIZ!

21 vistas